Bancarrota en Nueva York

¿Debo declararme en bancarrota?

La bancarrota generalmente se considera una opción de último recurso. Solo debe declararse en bancarrota después de considerar cuidadosamente sus opciones. Si es la mejor manera de lidiar con sus problemas financieros, declararse en bancarrota puede ser para usted. Este artículo no puede explicar todos los aspectos del proceso de bancarrota. Si aún tiene preguntas después de leerlo, debe hablar con un abogado de bancarrota.

 

¿Qué es la bancarrota?

La bancarrota es un procedimiento legal en el que una persona que no puede pagar sus facturas/deudas puede obtener un nuevo comienzo financiero. El derecho a declararse en bancarrota está provisto por la ley federal, y todos los casos de bancarrota se manejan en un tribunal federal. Declararse en bancarrota inmediatamente impide que todos sus acreedores/cobradores busquen cobrarle deudas, hasta que sus deudas se resuelvan de acuerdo con la ley.

 

¿Qué puede hacer la bancarrota por mí?

Al declararse en bancarrota, es posible que pueda terminar con sus deudas, lo que le brinda un nuevo comienzo financiero. También es posible que pueda detener temporalmente una ejecución hipotecaria de impuestos o hipotecas sobre su casa, evitar que un automóvil sea embargado o evitar que su salario sea embargado para cobrar una deuda.

 

¿Qué no puede hacer la bancarrota?

La bancarrota no puede curar todos los problemas financieros. Tampoco es el paso correcto para cada persona. Si debe dinero en su hipoteca o préstamo de automóvil, por ejemplo, generalmente tiene que continuar con los pagos a esos acreedores para mantener la casa o el automóvil. En una bancarrota, puede obligar a estos acreedores garantizados a aceptar pagos con el tiempo, pero generalmente no puede mantener la garantía  (casa, automóvil) a menos que continúe haciendo los pagos. La bancarrota tampoco le permitirá cancelar ciertos tipos de deudas, como manutención de menores, pensión alimenticia, la mayoría de los préstamos estudiantiles, órdenes de restitución judicial, multas penales y algunos impuestos. Es posible que la bancarrota no le permita cancelar las deudas que surjan después de que se haya presentado su caso de bancarrota.  

 

¿Qué tipo de bancarrota debo presentar?

La mayoría de las personas que se declaran en bancarrota se declaran bajo el Capítulo 7 o el Capítulo 13. Hay otros tipos de bancarrota que pueden aplicarse en casos raros, como si usted es dueño de una pequeña empresa o una granja familiar.

 

Capítulo 7 (Liquidación directa) 

En un caso de bancarrota bajo el Capítulo 7, usted presenta una petición pidiéndole a la corte que retire/cancele sus deudas. La idea básica en una bancarrota del Capítulo 7 es eliminar (exonerar) sus deudas a cambio de renunciar a ciertas propiedades. Se le permite mantener ciertos artículos que se consideran "exentos" según la ley. Pero la propiedad que no esté exenta se vende, y el dinero de la venta se entrega a los acreedores/a quienes se les debe. Después de que se les haya entregado el dinero de las ventas a sus acreedores, usted recibirá una cancelación de cualquier deuda restante. En algunos casos, toda su propiedad puede estar exenta y puede que no haya nada que los acreedores puedan recibir. Las personas en estos casos aún pueden recibir una cancelación de deudas por bancarrota.

Si desea mantener una casa o un automóvil y está atrasado en los pagos de una hipoteca o préstamo para automóvil, un caso del Capítulo 7 probablemente no sea la opción correcta para usted. Depende de muchos factores, incluída la cantidad de capital/dinero que usted tiene en estos artículos. La bancarrota del Capítulo 7 no elimina el derecho de los titulares de hipotecas o acreedores de préstamos para automóviles a tomar su propiedad para cubrir la deuda. También tiene que estar por debajo de cierto nivel de ingresos para solicitar una bancarrota del Capítulo 7. Esto se llama la "prueba de medios para pagar". Si gana demasiado dinero y no pasa la prueba de medios, aún puede solicitar un caso de bancarrota del Capítulo 13.  

 

Capítulo 13 (Ajuste de la deuda)

En un caso del Capítulo 13, usted presenta un plan que muestra cómo pagará algunas de sus deudas durante tres a cinco años. Un caso del Capítulo 13 le permitirá mantener ciertas propiedades valiosas que de otro modo podrían perderse, como su casa y su automóvil, si puede hacer los pagos requeridos a sus acreedores. En la mayoría de los casos, estos pagos serán al menos tanto como sus pagos mensuales regulares de su hipoteca o préstamo de automóvil, con algún pago adicional para ponerse al día con la cantidad que se ha retrasado.

Para presentar un caso del Capítulo 13, deberá tener suficientes ingresos para pagar sus necesidades y mantenerse al día con los pagos mensuales requeridos a tiempo.

 

¿Cuándo no debo declararme en bancarrota?

Debe obtener asesoramiento específico de un abogado para determinar si la bancarrota es adecuada para usted. Pero en general, la bancarrota puede no ser adecuada para usted en las siguientes situaciones:

  • Las deudas no se cancelaran con la Bancarrota (manutención de menores, algunos préstamos estudiantiles, multas penales, etc.);

  • No ha presentado todas sus declaraciones de impuestos sobre ingresos obligatorios;

  • Se le consideran "cosas que no le pueden quitar" (todas sus pertenencias e ingresos exentos de cobro, consulte las exenciones a continuación);

  • Es probable que vuelva a endeudarse poco después de haberle cancelado sus deudas;

  • Tiene una gran cantidad de propiedades no exentas que no desea perder en la bancarrota.

Una vez más, cada situación es diferente, por lo que debe hablar con un abogado de bancarrota para ver si la bancarrota es adecuada para usted.

 

¿Cuánto cuesta declararse en bancarrota?

A partir de diciembre de 2020, cuesta $338 para los honorarios judiciales declararse en bancarrota bajo el Capítulo 7 y $313 para declararse en bancarrota bajo el Capítulo 13. Es posible que se le permita pagar la tarifa de presentación en cuotas si no puede pagar todo a la vez. Además de la tarifa de presentación, es probable que también tenga que pagar por los honorarios de un abogado. Aunque no necesita un abogado para presentar un caso de bancarrota, puede ser muy difícil pasar por la bancarrota sin un abogado.

 

¿Qué tengo que hacer antes de declararme en bancarrota?

Debe pasar por una sesión de consejería de crédito aprobado, dentro de los 180 días antes de que se presente su caso de bancarrota. Debe presentar un certificado de una agencia aprobada que indique que completó la sesión de consejería con los formularios de bancarrota en su caso. Se puede encontrar una lista de agencias de consejería de crediticio aprobadas en el sitio web de la oficina del Programa de Fideicomisarios de los Estados Unidos en www.usdoj.gov/ust. Su abogado de bancarrota también deberían poder ayudarlo a encontrar una agencia.     

     

¿Qué propiedad puedo mantener en bancarrota?

En un caso del Capítulo 7, puede quedarse con todos los bienes que la ley dice que están "exentos" de los reclamos de los acreedores. Existen diferentes exenciones bajo la ley federal y estatal. Puede elegir entre sus exenciones bajo la ley del estado de Nueva York o bajo la ley federal.

A partir de 2021, las exenciones de Nueva York incluyen:

  • $89,975 del valor de su casa (la cantidad es mayor en algunos condados en la parte este de Nueva York);

  • $4,825 por el valor de su automóvil;

  • La mayoría de la ropa, muebles y artículos para el hogar, incluyendo un televisor y una computadora;

  • $3,575 en cosas que necesita para su trabajo (herramientas, libros, etc.);

  • $1,175 en cualquier propiedad o efectivo, si su hogar no está exento.

  • Ciertos beneficios como manutención de menores, Seguro Social, SSI, Discapacidad del Seguro Social, beneficios de seguro de desempleo, beneficios para veteranos, asistencia pública, fondos de jubilación y pensiones, independientemente de la cantidad que reciba.            

Las cantidades exentas se duplican cuando una pareja casada presenta una solicitud conjunta.

Al determinar si la propiedad está exenta, debe tener en cuenta algunas cosas. El valor de la propiedad no es la cantidad que pagó por ella, sino lo que vale ahora. Los muebles y los automóviles pueden valer mucho menos ahora de lo que pagó originalmente o lo que costaría comprar un reemplazo. Solo necesita ver el valor de la propiedad en realidad. La equidad o el valor real es la cantidad que vale la propiedad menos cualquier dinero que deba en hipotecas o gravámenes. Por ejemplo, si su casa vale $150,000 y debe $100,000 en su hipoteca, el valor propio seria $50,000 por su casa.

Una vez más, si tiene una hipoteca o préstamo en su casa o automóvil, es probable que tenga que continuar con los pagos a esos acreedores para mantener la casa o el automóvil en bancarrota. Siga leyendo para obtener más información.           

 

¿Qué pasará con mi casa y mi automóvil si me he declarado en bancarrota?

Es posible que pueda conservar su casa y su automóvil si se declara en bancarrota, pero esto depende de su situación. Si usted es dueño de su automóvil o casa y califica para una exención (ver arriba), es posible que pueda mantener la casa o el automóvil en bancarrota.

Si usted es totalmente dueño de su casa o automóvil, sus acreedores pueden tener un "interés de seguridad". Los acreedores pueden tener intereses de seguridad en su casa, automóvil u otra propiedad personal. Esto significa que usted le dio a ese acreedor/prestamista una hipoteca sobre la casa o puso su automóvil u otra propiedad como garantía de la deuda. Si no realiza sus pagos sobre este tipo de deuda garantizada, el acreedor puede tomar y vender la casa o el automóvil, durante o después del caso de bancarrota. Hay varias maneras en que puede mantener una garantía o propiedad hipotecada después de declararse en bancarrota. Puede acordar seguir haciendo sus pagos de la deuda hasta que se pague en su totalidad, o puede pagarle al acreedor la cantidad que vale la propiedad que desea conservar.

Si tiene una hipoteca sobre una casa o un préstamo para automóvil y desea mantener esta propiedad en un caso de bancarrota, debe hablar con un abogado. Si desea cancela su hipoteca o préstamo de automóvil, es posible que pueda hacerlo en bancarrota, pero es probable que pierda la propiedad.

 

¿Puedo poseer algo después de declararme en bancarrota?

¡Sí! Muchas personas creen que no pueden poseer nada durante un período de tiempo después de declararse en bancarrota. Esto no es cierto. Puede conservar su propiedad exenta y cualquier cosa que obtenga después de que se presente la bancarrota. Sin embargo, si recibe una herencia, un acuerdo de propiedad o beneficios de seguro de vida dentro de los 180 días después de la declaración de bancarrota, ese dinero o propiedad puede tener que ser pagado a sus acreedores si la propiedad o el dinero no están exentos. Su declaración de bancarrota también debe ser cuidadosamente programada si espera un gran reembolso de impuestos de los ingresos.     

      

¿Eliminará todas mis deudas la bancarrota?

Depende. La bancarrota normalmente no eliminará:

  • manutención de los hijos o pensión alimenticia;

  • multas judiciales;

  • multas penales o restitución;

  • algunos impuestos;

  • deudas que no figuran en su solicitud de bancarrota;

  • préstamos que obtuvo al dar a sabiendas información falsa a un acreedor;

  • la mayoría de los préstamos estudiantiles, a menos que el tribunal decida que el pago sería una carga excesiva;

  • hipotecas y otros gravámenes que no se pagan en el caso de bancarrota (pero la bancarrota puede eliminar su obligación de pagar cualquier dinero adicional si la propiedad es vendida por el acreedor);

  • cantidades cargadas a tarjetas de crédito durante los pocos meses inmediatamente antes de declararse en bancarrota.

 

¿Tendré que ir a la corte?

En la mayoría de los casos de bancarrota, solo tiene que ir a un procedimiento llamado "reunión de acreedores" para reunirse con el Fideicomisario de Bancarrota y cualquier acreedor que elija venir (la mayoría de los acreedores no vienen). La mayoría de las veces, esta reunión será un procedimiento corto y simple en el que se le harán algunas preguntas sobre sus formularios de bancarrota y su situación financiera.

Ocasionalmente, si surgen complicaciones, o si decide disputar una deuda, es posible que tenga que comparecer ante un juez en una audiencia. Si necesita ir a la corte, recibirá una notificación de la fecha y hora de la corte de la corte y / o de su abogado.

 

¿Qué más tengo que hacer para completar mi caso de bancarrota?

Después de que se presente su caso, debe completar un curso aprobado en finanzas personales. Este curso le llevará aproximadamente dos horas para completar. Su abogado puede darle una lista de organizaciones que ofrecen cursos aprobados, o puede consultar el sitio web de la oficina del Programa de Fideicomisarios de los Estados Unidos en www.usdoj.gov/ust. En un caso del Capítulo 7, debe inscribirse en el curso poco después de que se presente su caso. Si presenta un caso del Capítulo 13, debe preguntarle a su abogado cuándo debe tomar el curso.           

 

¿Afectará mi crédito la bancarrota?

Sí. La bancarrota puede tener consecuencias negativas a largo plazo en su calificación crediticia. Desafortunadamente, si está atrasado en sus facturas, su crédito ya puede ser malo. Una cancelación de deudas por bancarrota puede aparecer en su informe de crédito durante diez años. Pero dado que la bancarrota elimina sus viejas deudas, es posible que esté en una mejor posición para pagar sus facturas actuales y, finalmente, pueda reparar su crédito.   

  

¿Cómo encuentro un abogado de bancarrota?

Al igual que con cualquier área de la ley, es importante seleccionar cuidadosamente un abogado que responda a su situación personal. El abogado no debe estar demasiado ocupado para reunirse con usted individualmente y responder preguntas según sea necesario.

La mejor manera de encontrar un abogado de bancarrota con experiencia es buscar recomendaciones de familiares, amigos u otros miembros de la comunidad, especialmente cualquier abogado que conozca y respete. Debe leer cuidadosamente los acuerdos y contratos y otros documentos que el abogado le pida que firme. No debe contratar a un abogado a menos que él o ella acepte representarlo durante todo el caso.

Si aún necesita ayuda para encontrar un abogado de bancarrota, puede comunicarse con el Servicio de Referencia e Información de Abogados de la Asociación de Abogados del Estado de Nueva York al 1-800-342-3661 para encontrar un abogado en su área.  Tenga en cuenta que un abogado referido por este servicio puede cobrar hasta $35.00 por una consulta inicial de 30 minutos.

En la bancarrota, como en todas las áreas de la vida, recuerde que la persona que anuncia la tarifa más barata no es necesariamente la mejor. Muchos de los mejores abogados de bancarrota no se anuncian en absoluto.

Cuando se reúna por primera vez con un abogado de bancarrota, debe estar preparado para responder las siguientes preguntas:

  • ¿A quién le debes y cuánto?

  • ¿Qué tipos de deuda le están causando más problemas?

  • ¿Cuáles son sus bienes de mayor valor?

  • ¿Cómo surgieron sus deudas y están garantizadas?

  • ¿Está su propiedad a punto de ser embargada o ya está embargada?

  • ¿Cuáles son sus razones por presentar el caso de bancarrota?

 

¿Puedo presentar un caso de bancarrota sin un abogado?

Aunque puede ser posible que algunas personas presenten un caso de bancarrota sin un abogado, no es un paso que deba tomarse a la ligera. El proceso es difícil y puede perder propiedad u otros derechos si no conoce la ley. Se necesita paciencia y una preparación cuidadosa. Los casos del capítulo 7 (liquidación directa) son algo más fáciles. Muy pocas personas han podido presentar con éxito los casos del Capítulo 13 (ajuste de la deuda) por su cuenta.

 

Última revisión: agosto de 2021

Table of Contents